expo

TEMPUS-horizontal.jpg

"El hombre igual que levanta dioses los tumba y las últimas tendencias budistas de vivir el aquí y el ahora intentando asesinar al Tempus no dejan de ser una entelequia ya que el pasado y el futuro, aunque sea verdad que no existen, alteran tanto el presente que se materializan en el mismo. Es el Tempus: el ocaso del último Dios que resurge como Ave Fénix de sus cenizas.


A pesar de todo la realidad se impone: no hay Tempus para nada porque YA somos Nada

Todo esto domina el mundo de las certezas, mas el Tempus que nos muestra Álvaro Ledesma en sus fotografías es incierto, espeso, amenazante, perdidos entre el silencio que precede a la catástrofe o la inquietud que se respira tras el diluvio."

Fragmento del texto de Joaquín Garrido