propera exposició

chernobyl.jpg

Pripyat fue unas de las ciudades más avanzadas de la era soviética. La ciudad fue construida para los trabajadores y los familiares de la planta nuclear de Chernobyl, y contaba con edificios de viviendas, escuelas, parques de bomberos, complejos militares, supermercados, campamentos de verano, piscinas y un largo etcétera.

Cuando en la madrugada del 26 de abril de 1986 el reactor número 4 explotó, toda esta ciudad atómica de más de 40.000 habitantes tuvo que ser evacuada de la noche a la mañana, dejando todas estas infraestructuras completamente abandonadas.

Ahora, 33 años después, la ciudad y todos estos edificios permanecen intactos, tal y como quedaron cuando sus habitantes fueron obligados a dejar la ciudad con tan sólo una maleta y la promesa de que volverían en unos días.

Este fue el objetivo de nuestro viaje, documentar como está la ciudad de Pripyat a día de hoy, y como la naturaleza recupera poco a poco el espacio que el hombre ocupó. Una pequeña muestra de lo que un desastre nuclear es capaz de provocar, y que quizá, nos ayude a aprender de nuestros errores.